Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.cad.com.mx/ >El éxito de nuestros clientes es nuestro éxito>Serenatas por telefono a todo el mundo>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Serenatas por telefono a todo el mundo

Crónica, 10/04/2003.

Roberto Rojo, de 27 años, es un estudiante de música cuya voz nunca le hará ganar un Grammy ni obtener un disco de oro por sus altas ventas. Su único mérito hasta el momento es haber hecho un portal de Internet: serenatitas.com ofreciendo serenatas telefónicas por 10 dólares, si es en territorio nacional; 20, en el continente americano y 30 en el resto del mundo. "Echándole un poco de cabeza supe que podría ser un buen negocio ya que en el mercado no había competencia y ya se ha escuchado mi voz hasta Helsinki".Rojo confiesa que la idea surgió casi como una broma. Cuenta que una amiga se iba a casar en Culiacán y quería que le cantara el Ave María, pero como no podía ir un amigo le aconsejó cantarla por teléfono. "Así llamé a la iglesia a la hora de la ceremonia, acercaron un micrófono a la bocina y empecé a cantar a distancia. Así empezó el negocio".

Actualmente cursa el sexto año de Dirección de Orquesta en el Conservatorio Nacional de Música y estudia canto en el Taller de Arte Lírico Giuseppe Verdi. Además da clases de guitarra y de esa manera se mantiene y puede costear sus estudios. "Al principio tuve pocas llamadas, hasta que el director de amor.com.mx se topó con mi anuncio y decidió reproducirlo gratis durante una semana en su página. Entonces cayeron decenas de pedidos".

La página apareció en el ciberespacio el 25 de noviembre de 2001. Un par de semanas después, Roberto cantó 20 serenatas para festejar el Día de las Guadalupes. Al llegar el 14 de febrero, el número ascendió a 180, por lo que tuvo que apoyarse en algunos cantantes amigos suyos, también estudiantes de ópera. El 10 de mayo, más de 300 serenatas viajaron por las líneas de teléfono.Las canciones más solicitadas son las de Alejandro Fernández; en inglés las de Elvis Presley; si le piden una canción que no conoce, la baja de Internet, se la aprende y la canta; aunque dice que hay un grupo de melodías recurrentes, de Pedro Infante, Jorge Negrete, Los Panchos, no ha faltado quien pide una de Bon Jovi "y ni modo, negocios son negocios".

Hay días en que pone su despertador a las 2 de la mañana. Se levanta, se lava la cara, vocaliza un poco, toma el teléfono y llama a Alemania. Las serenatas de Roberto han sonado hasta Helsinki. "A veces estoy cenando en un restaurante, me disculpo un momento, me subo al coche y doy una serenata por teléfono celular. Otras veces me meto al baño, porque tiene mejor acústica".

Calcula que apenas un 20 por ciento de los que intentan contratar una canción en su página se toman la molestia de ir al banco, depositar y notificarle. El otro problema es que, para que el negocio sea más rentable, necesita promoverlo con publicidad, pero eso también está fuera de sus posibilidades.

Zona de comentarios

Política de Privacidad Contacto